Siguenos por Email y Recibe Nuestras Actualizaciones

La propagación de la parchita se puede realizar por métodos asexuales o vegetativos y por métodos sexuales o por semilla.
Por el método de propagación vegetativa se obtienen plantas en más corto tiempo, con características genéticas iguales a las de las plantas madres, con alta unifor¬midad del cultivo, pero de menor longevidad que las provenientes de semilla, debi¬do a la deficiente conformación radicular (Polanía, 1983; Bernal, 1990). Sobre mé¬todos de propagación asexual en parchita existe escasa información y poca dis¬ponibilidad de material certificado.
Los métodos de reproducción sexual permiten obtener plantas más vigorosas, con mejor formación radicular y mayor vida productiva, comparadas con aquellas pro¬pagadas asexualmente. La propagación sexual o por semilla es el método más utili¬zado por los cultivadores de parchita, por los bajos costos y la facilidad para con¬seguir el material, pero la práctica de intercambiar material vegetal para la siem¬bra facilita el transporte de patógenos de un sitio a otro