Siguenos por Email y Recibe Nuestras Actualizaciones

Las características físicas del suelo influyen directamente en el desarrollo del cultivo, algunas de las cuales se manifiestan como limitantes: pendiente, profun­didad efectiva, perfil del suelo, textura, estructura y drenaje natural.



La profundidad efectiva del suelo es aquella capa de terreno en sentido vertical que puede ser ocupada por las raíces de la planta y utilizada eficientemente por las mismas. El sistema radical de la parchita se desempeña bien en los prime­ros 20 cm de profundidad, en texturas livianas y drenajes adecuados. Para esta determinación es recomendable que se hagan calicatas en sitios representativos de los terrenos a cultivar, que permitan conocer las características del perfil y prever posibles inconvenientes en el cultivo, tales como encharcamientos, pre­sencia de horizontes endurecidos, horizontes limitados, niveles freáticos altos y presencia de sales, entre otros (Miranda, 2001).
La textura de los suelos para el cultivo de la parchita debe ser liviana, franca, franca-arenosa o franca-arcillosa, ya que en éstas se presenta un mejor creci­miento y desarrollo del sistema radical; también deben ser bien drenados.
 
2.  Requisitos de uso de la tierra para la parchita o maracuya
Las cualidades de la tierra se refieren a las condiciones de aireación del suelo, de enrraizamiento del cultivo en términos de la profundidad efectiva, acidez y textu­ra del suelo, y de algunas variables climáticas condicionantes del comportamien­to del cultivo.
Los requisitos de uso de la tierra están relacionados con la fisiología de los culti­vos y con sus requerimientos; con base en estos factores, las tierras se clasifican por su aptitud en cuatro categorías:
Categoría 1. Apta
Categoría 2. Moderadamente apta Categoría 3. Marginal
Categoría 4. No apta
Esta clasificación se hace con base en la reducción de los rendimientos causada por deficiencias de los requisitos de uso de la tierra y por los costos adicionales que se necesitan para contrarrestar la deficiencia.
El comportamiento de la parchita está sujeto a los requerimientos fisiológicos del cultivo, a la tecnología utilizada en los diferentes sistemas productivos y a aspectos como la duración y sostenibilidad del ciclo productivo a través del tiempo. Del com­portamiento de estos tres requisitos y de las interacciones entre ellos va a depender su desarrollo óptimo (Tabla 1).
Tabla 1. Propuesta de modelo para identificar los requisitos de uso de la tierra para el cultivo de la parchita en Colombia
Requisitos del cultivo
Clasificación por factores
Cualidad de la
tierra
Factor de
diagnóstico
unidad
Apta
Moderadamente
apta
Marginal
Aireación del
suelo
Clase de
drenaje del
suelo
Clase
Buen
drenaje a
excesivo
Drenaje
moderadamente
bueno
Drenaje
imperfecto
Condiciones
de
enraizamiento
Profundidad
efectiva
cm
>60
40-60
20-40
Niveles de
acidez
Reacción del
suelo
pH
5.5-6.5
5.0-5.5
6.5-7.0
4.0-5.0
7.0-7.5
Textura del
suelo
Componente
s arcilla,
limo y arena
Tipo
Franco
Franco arenoso
Franco arcilloso
Arcilloso
limoso
Condiciones
climáticas
msnm
Temperatura
Humedad
relativa
Precipitación
m
°C 9'o
mm
1800-2100
18-20
70-75
2000-2500
1600-1800
2100-2300
15-18
20-23
60-70
75-80
1500-2000
2500-2800
1400-1600
2300-2500
12-15
'24-26
50-60
80-85
1200-1500
2800-3500

Adaptación de la metodología de evaluación de tierras propuesta por la FAO.